img
img
img
img
img
telefono

03327-482023/106 | (11) 5332-5548 | (11)5589-3091

PRODUCTOS

ENCOFRADOS Y CASETONADOS

Encofrados

El Poliestireno Expandido se aplica en la construcción, no solo como material aislante térmico o acústico, sino también en distintos sistemas de encofrados. De acuerdo al tipo de estructura a ejecutar, es posible utilizar dos sistemas de encofrados: 1- Encofrados recuperables 2- Encofrados perdidos.

Encofrados recuperables

Se emplean bloques de poliestireno expandido, que pueden ser recuperados luego de fraguado el hormigón, y ser utilizados nuevamente en repetidas ocasiones. El sistema es apto para la construcción de entrepisos casetonados. Los bloques no necesitan ajustarse a un módulo determinado, debido a que se cortan de bloques de mayor tamano, con las dimensiones necesarias para cada caso en particular.

Encofrados perdidos

Este tipo de encofrados se utiliza por lo general en el caso de losas de gran espesor de hormigón armado o pretensado, con una placa superior y otra inferior unidas por nervios, que pueden salvar grandes luces y soportar sobrecargas importantes. Los encofrados perdidos están formados por bloques macizos o huecos de poliestireno expandido, que se colocan de manera de alivianar las secciones transversales del hormigón, en el núcleo de la sección. Las losas en sí pueden ser simple o doblemente armadas, con acero común o de alta resistencia, o bien de hormigón pretensado.

Encofrados recuperables

Colocación

Sobre la cara superior de cada bloque se coloca una almohadilla de polietileno inflable con una manguera en su centro, que atravieza el bloque hasta la cara inferior. El bloque y la almohadilla se envuelven con una lámina de polietileno que puede sellarse mediante un adhesivo o cinta adhesiva. Esta lámina sirve para evitar la adherencia del bloque con el hormigón. Los bloques así preparados se colocan sobre los encofrados de fondo de nervios del entrepiso, dejando la distancia entre bloques requerida por el ancho de los nervios. Posteriormente se coloca la armadura y se hormigona. Cuando el hormigón ha fraguado se retiran las tablas que sostienen los bloques de encofrado, y se cortan las láminas de polietileno. Luego se inyecta aire comprimido a la almohadilla a través de la manguera. Al inflarse, la almohadilla presiona sobre la cara superior del bloque, expulsándolo del casetón. Los bloques tienen una forma tronco-piramidal para facilitar la extracción. El reducido peso de los bloques de encofrado facilita las tareas de desencofrado y transporte (por ejemplo, un bloque de 100x50x40 cm incluyendo almohadilla y lámina de polietileno, pesa aproxirnadamente 4 Kg.)

 

Encofrados perdidos

Colocación

Los bloques se pueden anclar mediante anillos que les impidan los movimientos durante el hormigonado. A su vez los anillos están fijados a la armadura de la placa inferior. Los cuerpos de encofrado resisten todas las solicitaciones normales de obra. El hormigón se vierte en el espacio que ocuparán los nervios y desde alli penetra debajo de los bloques para formar la placa inferior. Se utilizarán vibradores según necesidad; el hormigonado continúa con el llenado de los nervios y de la placa superior.

Los bloques no necesitan ajustarse a un módulo determinado, debido a que se cortan de bloques de mayor tamano, con las dimensiones necesarias para cada caso en particular.

El sistema estructural descripto ofrece una considerable resistencia a los momentos torsores,  ademas de ser liviano y de facil manipulacion.-

DESARROLLOS Y EMBALAJES

OTROS PRODUCTOS

empresa